Hermeticidad al aire

Estos días estamos instalando la barrera de hermeticidad al aire en nuestra obra de Ampliación del Colegio de Saldaña (Palencia).

Esta obra nos la ha contratado la Dirección Provincial de Educación de Palencia perteneciente a la Junta de Castilla y León. La obra tiene como objetivo ampliar el centro existente mediante la construcción de una edificación nueva, anexa a la anterior; la reforma interior del edificio existente y su conexión con el edificio nuevo; y la urbanización del patio interior en la parte afectada por las obras de implantación del edificio nuevo.

Una de las características de este proyecto es que, a propuesta de Garcia de Celis, se ha implementado una barrera de estanqueidad en el edificio de ampliación.

El objetivo que se pretende conseguir es reducir de manera muy notable todas las infiltraciones de aire no deseadas.

 

Instalando la Barrera en la cara caliente del aislamiento

 

En cualquier tipo de edificio que esté climatizado, vivienda, colegio, oficinas, etc., debemos tener muy presente que se debe impedir el paso incontrolado de aire. Este es uno de los principios de las casas pasivas.

En cualquier vivienda tradicional hemos tenido la experiencia de notar que entra aire frío por las cajas de las persianas, juntas mal selladas, los marcos de las ventanas, puertas y un largo etc.

Esto supone que cerca de las ventanas “circula” aire frío que hace muy poco confortable para los alumnos que están estudiando en sus pupitres.

Todo ese volumen de aire frío que nos entra supone que la misma cantidad de aire caliente se escapa. Aire que hemos calentando a 20-22 ºC. Dinero que hemos gastado en calentar aire que dejamos se escape.

La edificación evoluciona hacia una construcción casi hermética.

Para explicar esto, usamos la llamada “regla del lápiz”. La envolvente del edificio debe poder ser dibujada sin interrupciones en cada sección, tanto horizontal como vertical, con un lápiz. Al hacerlo de esta manera, encontramos los puntos conflictivos que pueden poner en peligro la hermeticidad de la edificación y podemos resolverlos de la mejor manera, consiguiendo el total control del proyecto. Aquello que es cuidadosamente diseñado puede ser bien ejecutado.

 

Los Arquitectos y Técnicos de la Dirección Provincial de educación de Palencia, supervisan los trabajos de sellado y estanqueidad, previamente a colocar el trasdosado de Pladur.

Por parte de Garcia de Celis supervisa los trabajos un técnico acreditado como Tradeperson por el Passivhaus Institute Alemán.

Además, se procederán a realizar varias pruebas de Blowerdoor. Esta prueba mide la cantidad de aire que podemos insuflar o extraer en un edificio a 50 Pascales en condiciones de sobrepresión y de depresión.

Para poder certificarlo como Passivhaus no debe ser superior a 0.6 renovaciones/hora.

Blower Door test

Con todo este proceso logramos lo siguiente

  • Reducir notablemente las pérdidas incontroladas de aire.
  • Reducir el consumo de energía en el colegio.
  • Mejor equilibrado de los caudales de aire del recuperador de calor.
  • Mayor confort dentro de las aulas.

En sucesivos días Garcia de Celis instalará y sellará las ventanas y puertas a la lámina de hermeticidad. Una vez concluido estos trabajos se procederá a realizar el Blower Door Test y verificar el grado de hermeticidad alcanzado en este edificio. En esta fase de la obra aún es posible corregir cualquier defecto de ejecución.

Finalmente, al acabar la obra, se volverá a realizar esta prueba para certificar el resultado una vez terminada y entregar un informe a la propiedad con los datos obtenidos.

 

Fdo.: Jose Mª Guerra Romero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies